jueves, agosto 25, 2011

El mundo que encontrarás

Playtime audiovisuales regresa del parón vacacional con un nuevo programa itinerante: El mundo que encontrarás engloba cinco propuestas personales de sus autores en torno al tema del 'viaje', tanto físico como espiritual. Proyecciones en Madrid, 06 de Septiembre de 2011, a partir de las 20:30h, Off Limits; y Barcelona, 15 de Septiembre de 2011, a partir de las 20:00h, NIU.

Oveja, buey, viento (Álex Reynolds, 2009)

Programa
- When in Bucharest (Do as the romans do) de José Cabrera Betancort (20’, 2010, digital, color, sonido, V.O.S.E.)
Proyecto sobre el cine neorrealista italiano y la nueva ola del cine rumano que esconde una revisión extremadamente personal de la sociedad y la historia reciente de Roma y Bucarest.

- Tran de Miguel Aparicio (10’, 2011, 16mm, b/n.)
"A finales de febrero de 2011 me invitaron a pasar unos días en la ciudad de Vitoria, y allí realizar un corto. El resultado es este diario de viaje en el tranvía de la ciudad, rodado con una cámara de 16mm de cuerda, revelado artesanalmente y montado en esos mismos días."

- Oveja, buey, viento de Alex Reynolds (18’ 38”, 2009, digital, color, sonido, V.O.S.E.)
Una artista se va a Cerdeña con la idea de realizar un proyecto absurdo: cantar con un coro masculino de tradición antiquísima. Le acompaña una operadora de cámara, encargada de grabar todo el proceso de aprendizaje. Una serie de imprevistos provocan la pérdida de control sobre el proyecto, obligando a tomar partido en el desarrollo de la acción a la cámara, que desde ese momento pasa a ser un personaje más de la narración. De esta manera se ponen de manifiesto dos maneras distintas de enfrentarse a la realidad.

- Noruega de Enrique Piñuel (5’ 32”, 2011, digital, color, sonido)
En un día lluvioso, unos turistas realizan un crucero por los alrededores de Oslo.

- Bell & Howell 2146 XL de Ana Rodríguez León (8’ 52”, 2011, Super 8, color, sonido)
Bell & Howell 2146 XL es una carta escrita desde el presente hacia el futuro y hacia el pasado, recorriendo así en tres tiempos los diversos propietarios de una antigua cámara de Súper 8 y las imágenes que cada uno de ellos han visto a través de su lente.
Publicar un comentario