domingo, agosto 02, 2009

Étienne O'Leary

Homeo (Étienne O'Leary, 1967)


Es todo un placer y sorpresa encontrarse con joyas como los filmes de Étienne O'Leary. Asombra también descubrir la poca información que existe sobre él y la escasa distribución que tiene su obra. Canadiense originario de la región de Quebec, emigró de joven al tumultuoso París de los años 60, donde se codearía con almas gemelas como Pierre Clémenti, Frédéric Pardo o Piero Heliczer. Los filmes de O'Leary se pueden ubicar dentro del amplio género de los 'diary films', registrando el hedonista ambiente de la época y comparten muchas características del estilo de Clémenti: tomas rápidas, múltiples superimposiciones y un alto grado de montaje.

Homeo (Étienne O'Leary, 1967)


Por desgracia sólo nos dejó cuatro piezas, de las que la pimer permanece inédita: Champs Élysées (1966), Day Tripper (1966), Homeo (1967) y Chromo sud (1968). Poco después, un 'mal viaje' con las drogas le llevaría a ser ingresado en un centro psiquiátrico, donde, aparentemente, moriría muchos años después.


Chromo Sud (fragmento) (Étienne O'Leary, 1968)

Publicar un comentario